El examen más importante

Nov 15th
El examen más importante

Hace tanto que no escribía en el blog que me aliené totalmente a este. Pasé casi un mes entero estudiando TODOS los días, con pocas excepciones. Tuve un mes para estudiar para el Acuerdo 286 y al principio sentí que no acabaría, imagínate, yo lo veía como estudiar lo que se ve en 3 años de preparatoria! Ya después me di cuenta de que en 200 preguntas no podrían preguntarme TODO lo que se ve, así que me enfoqué en lo que consideré sería lo más importante.

El examen lo tomé el domingo pasado y fue toda una odisea. Un día antes terminaba de repasar todo lo que había estudiado en el mes y ya tenía todo listo para el examen, hasta tenía una lista de las cosas que tenía que llevar conmigo, check a todo y lo metí en la mochila. Al día siguiente desperté, desayuné y me fui a tomar el examen cuya sede sería en Soledad de Graciano Sanchez, por hasta la chingada si se vive en la capital; total llegué al colegio de bachilleres y al hacer de nuevo check de las cosas me di cuenta de que no tenía mi IFE conmigo… Y vamos de regreso a San Luis por mi estúpida IFE.

El examen más importante

El examen más importante

Para esto había llovido toda la madrugada y San Luis se había convertido en San Luis Venecia y era casi imposible cruzar por las arterias que me llevaban directamente a Soledad, así que terminamos tomando la vía más larga, la que tomó 30 minutos en llevarme a la sede. Y llegué tarde al examen.

Por suerte… ¡TODO SALIÓ BIEN!

Lo tomé, lo resolví y todo salió bien. Me daba cuenta durante el examen que había mucha gente a la que de verdad se le complicaba responder lo que ahí venía y había un wey que hasta maldecía en cada pregunta dificil que leía… “Puta madre pinches weyes!” decía el dude, yo sólo respiraba y continuaba, confieso que llegó un punto en el que me harté. 4 horas sentada en un banco incómodo sin duda alguna me deshizo lo poco que tenía de pompa.

Al terminar me sentí aliviada, sentí que me había ido bien pero aún así había mucha gente que se quejaba de lo difícil que había estado el examen. Sinceramente a mi se me hizo bien, todo lo había estudiado y lo más tedioso fueron los textos kilométricos que nos pusieron a leer.

La segunda parte fue más ligera, afortunadamente mis 3 años de blogger ayudaron a mejorar mi redacción por lo cual no se me hizo difícil escribir un ensayo de dos cuartillas, aunque lo que en este momento me preocupa es si el tema que escogí fue el correcto, y si mi opinión sobre el tema afectará la decisión de quienes me califican. Espero que no.

Una vez terminadas ambas etapas regresé a casa y dormí.

Ahora sólo espero haber pasado el examen, y si así es, terminará una etapa de mi vida, la que usualmente les cuento aquí en el blog.

One Comment on “El examen más importante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *